RESUMEN EJECUTIVO SOBRE EL PLAN DE SEGURO DE SALUD UNIVERSAL

RESUMEN EJECUTIVO SOBRE EL PLAN DE SEGURO DE SALUD UNIVERSAL

La pandemia del COVID-19 puso de relieve muchas de las desigualdades y desafíos a los que se enfrenta nuestra ciudad, y en especial la necesidad de que todos los neoyorquinos dispongan de opciones de atención sanitaria de calidad, asequibles y accesibles. Durante la pandemia, los hospitales y los centros sanitarios se encontraban desbordados y sin el personal suficiente, y demasiados neoyorquinos tuvieron que hacer frente a unas facturas médicas desorbitadas por carecer de seguro médico.

 

Mientras seguimos trabajando para superar esta crisis, debemos tomar los pasos necesarios para asegurar el acceso a los seguros de salud para todos y cada uno de los ciudadanos de la ciudad de Nueva York, sin importar su riqueza, su código postal o su estatus. Aunque la ciudad de Nueva York cuenta con una importante red de hospitales públicos y centros de salud comunitarios, sus servicios no cubren totalmente la demanda. A pesar de la carga a nivel mental, físico y social de no tener seguro, su coste sigue siendo un problema y el seguro de salud sigue fuera del alcance de muchas familias.

 

Actualmente, al menos 600,000 neoyorquinos carecen de seguro de salud, y de estos, 350,000 no tienen ninguna forma de acceder a un servicio de asistencia sanitaria asequible. Muchos de estos neoyorquinos que no tienen seguro viven en zonas de bajos ingresos y en comunidades de color, donde las disparidades relacionadas con la asistencia sanitaria son más pronunciadas. En el momento más crítico de la pandemia, cerca del 88% de todas las muertes en la ciudad eran de neoyorquinos de color, un dato tremendamente chocante y determinante que enfatiza la necesidad de lograr un cambio.

 

Maya WIley reconoce la necesidad de un plan atrevido y comprensivo para asegurar a todos los neoyorquinos, hacer frente a los costes de la atención sanitaria, resolver los problemas de falta de atención sanitaria en las comunidades menos favorecidas y apoyar la salud y la seguridad de la ciudad de Nueva York. Maya también cree que el gobierno federal y el estatal deben realizar inversiones firmes para asegurar el acceso universal a la atención sanitaria. Mientras tanto, Maya estará preparada para tomar medidas inmediatas para proporcionar acceso a las personas que no están aseguradas.

 

Para lograr esto, la Administración Wiley:

 

  • Propondrá el plan de cobertura sanitaria universal, un plan respaldado por la ciudad para ofrecer seguros sanitarios asequibles.
  • Facilitará una cobertura asequible para todos los neoyorquinos que no tengan forma de contratar un seguro de salud.
  • Financiará el plan reestructurando el gasto de la ciudad, resolviendo ineficiencias y tomando medidas de ahorro.
  • Asegurará la transparencia y la eficiencia de la administración del plan a través de una organización sin ánimo de lucro asociada.

 

El plan de cobertura sanitaria universal:

 

  • Ofrecerá un seguro sanitario asequible, sin importar el nivel de ingresos o el estado de inmigración, para satisfacer las necesidades inmediatas de los neoyorquinos no asegurados.
  • Inscribirá a más personas en un plan apoyado por el gobierno, acercándonos más a convertir la asistencia sanitaria en un derecho.
  • Reutilizará los fondos federales, estatales, municipales y privados que actualmente se utilizan para pagar los costes sanitarios de los neoyorquinos sin documentación y sin seguro.
  • Establecerá primas asequibles y escalonadas para garantizar el acceso a la atención sanitaria a todos los neoyorquinos sin importar sus ingresos, de forma que nadie pague más de un 10% de sus ingresos en un seguro sanitario y que las personas que ganen menos de 25,000 dólares al año no paguen nada.

 

Para asegurar la administración transparente y eficiente del plan:

 

  • Asignará la gestión del plan de seguros de salud de la ciudad de Nueva York a una organización sin ánimo de lucro asociada.
  • Garantizará que los gestores contraten con aseguradoras contrastadas y comprometidas a ofrecer una atención sanitaria asequible.
  • Establecerá un consejo de administración del plan formado por los suscriptores del plan de seguros, los profesionales sanitarios, los defensores de seguros, los líderes sindicales y las organizaciones empresariales.
  • Separará la administración del plan de los funcionarios de la ciudad para fomentar una mayor participación de los neoyorquinos sin documentación recelosos de participar en programas públicos.

 

Carecer de seguro es una emergencia sanitaria. Maya Winley defiende la atención sanitaria universal y seguirá solicitando que se tomen medidas a nivel federal y estatal para lograr este objetivo. Mientras tanto, proporcionará seguros de salud de forma más agresiva a todos los neoyorquinos creando el plan de seguros de salud de la ciudad de Nueva York. En lo que nos recuperamos de esta crisis sanitaria, debemos priorizar la salud y la seguridad de todos y cada uno de los neoyorquinos, y comenzar proporcionando acceso asequible y de calidad a los servicios sanitarios.